«Estamos profundamente conmovidas(os) e impactados(as) por el desastre que está sucediendo en la zona central de nuestro país.  Hasta aquí ninguno de nuestros socios(as) ha sufrido daño alguno, lo que no significa que el dolor no lo compartamos igual y a la vez una profunda indignación porque, independiente del
cambio climático provocado por la destrucción y contaminación de nuestro planeta,
son cien por ciento responsables de esta catástrofe, los que sembraron en forma masiva pinos y eucaliptus, porque era otro de los grandes negocios, propiciados por la dictadura en beneficio propio y de la derecha empresarial de nuestro país. Los pinos y eucaliptus no solo son tremendamente combustibles, sino que además, evitan que en el suelo plantado exista otra vegetación, haciendo con ello posible el avance de la desertificación en nuestro país.   Como podemos concluir, son muchas las razones que indican que nunca nuestras tierras debieron ser plantadas por otros bosques que los árboles nativos.
Enviamos desde esta página,  un gran abrazo solidario que ayude, aunque solo sea un poquito, a superar la pena,la impotencia y la indignación de todo nuestro pueblo, por lo que están sufriendo en estos días.»
«Por ahora es todo compañeros y a prepararse para una reunión ampliada en el mes de Marzo.»